Breve historia de las sillas de ruedas eléctricas (I)

Hoy te quiero acercar a algo que normalmente no nos paramos a pensar, y es el cómo han evolucionado los productos de apoyo a lo largode los años para llegar a lo que tenemos a día de hoy, a los modelos actuales de sillas de ruedas eléctricas que encontramos en nuestro mercado, en el día de hoy vamos a hablar de las sillas de ruedas eléctricas que es una evolución muy ligada al desarrollo tecnológico y a los movimientos sociales.

Buscando diferente literatura en relación a la electrónica en sillas de ruedas eléctricas, me topé con un artículo cuanto menos interesante:

Woods B, Watson N. A short history of powered wheelchairs. Assist Technol. 2003;15:164–180.

[Taylor & Francis Online], [Web of Science ®], [Google Scholar]

Este artículo me resultó muy interesante porque navega por todas las fases de la evolución de la silla de ruedas eléctrica, cabe mencionar que su análisis se centra en la evolución y desarrollo de las mismas en Estados Unidos y Reino Unido, pero lo podemos fácilmente extrapolar a nuestra realidad.

Una de las cosas más interesantes que leí, casi al principio del artículo fue el cambio de concepto y mentalidad, resaltando una pregunta que apareció en el London Work en el año 1894 de cómo una persona podría convertir una silla a motorizada, a la cual la respuesta fue “creo que sería mucho más económico y más satisfactorio contratar a una persona que empuje la silla por tí”, según leía esta frase con incredulidad me daba cuenta del poco sentido que tendría esta frase y ese pensamiento a día de hoy, pero entendía el por qué de ese planteamiento en su momento. Los vehículos motorizados eran un producto de lujo, que solo unos pocos, los más adinerados podían permitirse. Entonces en el año 1924, aparece la primera silla de ruedas eléctrica, observemos en detalle el cartel

 

Interesante, ¿no?, nos anuncia entre otras cosas que no necesitamos un acompañante para desplazarnos de manera independiente por lo tanto hay un cambio de mentalidad en las personas donde prima la independencia por encima de lo demás. Evidentemente este vehículo era puramente para uso exterior, era propulsado por gasolina y no era eléctrico, si ya había electricidad en esa época, ¿por qué se descartó esta opción? Principalmente porque los motores eléctricos en aquella época eran mucho más caros, menos fiables y no podían recorrer grandes distancias sin tener que recargar. Pero todo esto fue el principio del cambio, muchas cosas sucederán en los años venideros

¿Quieres saber más? ¿Quieres saber cómo continúa la historia de las sillas de ruedas eléctricas? Estáte atento a nuestro blog, y te seguiremos contand

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.